Primeros auxilios

Logos fundación e ISTAS

Aquí se presentan pautas básicas para actuar ante accidentes, como material de autoformación. Los aspectos organizativos se tratan bajo el título "Organizar primeros auxilios y emergencias", donde se presenta como una de las Actividades Preventivas.

Proteger, Alertar, Socorrer.

Proteger: Tener seguridad de que tanto el accidentado como el socorrista están fuera de todo peligro. Por ejemplo, no atender a un electrocutado sin antes desconectar la corriente causante del accidente. En caso contrario, el socorrista también sufriría un accidente.

Alertar: Siempre que sea posible, alertar a los servicios sanitarios (personal sanitario, ambulancia, etc.) de la existencia del accidente. Esta medida activa el sistema de emergencia.

Socorrer: Mientras llega el personal sanitario o se envía al accidentado (en vehículo apropiado) a un centro médico, en el mismo lugar del accidente hay que dar el socorro, comenzando por el reconocimiento de los signos vitales básicos (conciencia, respiración y pulso) y dar los primeros auxilios.

 Valoración incial de un accidente

Deberemos obtener información sobre los daños sufridos, para lo cual hablaremos y preguntaremos al trabajador o trabajadora accidentada y si no nos responde comprobaremos si está consciente o no dándole pequeños golpecitos en la cara y observando si mueve los párpados. Si no responde a estos estímulos, la persona está inconsciente, por lo que pasaremos a comprobar si respira.

Cómo comprobar la respiración en una persona inconsciente:

  1. Mirar si mueve el pecho.
  2. Escuchar la salida del aire.
  3. Sentir el aire caliente que expulsa.

Si no observamos nada de lo mencionado, es que no respira. Inmediatamente comprobaremos si tiene pulso.

Cómo comprobar el pulso:

  1. Colocar los dedos índice y corazón en el cuello, al lado y por debajo de la nuez de Adán.
  2. Colocar el oído sobre el pecho de la víctima.
  3. Si no sentimos ni escuchamos los latidos de la víctima es que no tiene pulso, lo cual implica parada cardíaca.

Posición lateral de seguridad: Consiste en colocar a la víctima de modo que no comprometa la columna vertebral, el cuello o el cráneo, en una superficie plana y con la cabeza ladeada, con lo que podemos evitar posibles complicaciones de obstrucción de las vías respiratorias por vómitos o la lengua.

 
Carpeta de enlaces de la Biblioteca virtual de ISTASPlanes de emergencias y primeros auxilios