Salud laboral

Trabajos, trabajadores y colectivos

Establecimientos comerciales >> Hurtos

Cuando vea un hurto, ningún trabajador/a debe intentar parar físicamente al ladrón, a menos que hayan recibido el entrenamiento especializado acerca de cómo intervenir sin riesgo para a sí mismos o para sus compañeros de trabajo.

Cuando un ladrón está por salir del edificio, es mejor no cerrar las puertas: la personas que se sienten atrapadas son más proclives a aterrarse y actuar violentamente. No hay que acercarse a una distancia menor a un brazo respecto del ladrón. No intentar perseguirlo, sino tomar nota mental de su altura, peso, color de piel, del pelo, su ropa y zapatos, y cualquier otra característica.

Advertencia
Avisa del incidente inmediatamente a tu jefe o encargado, a la seguridad o a la policía.  

Los empleadores deben  prevenir incidentes como el antedicho con un plan de la prevención de hurtos, que tome en consideración los horarios de apertura, la disposición del lugar, y los empleados que trabajan solos. Los empleadores pueden disuadir los hurtos cerciorándose de que la tienda está bien iluminada y de que hay buena visibilidad de todo el espacio. Los empleados pueden saludar a cada persona que entre y procurar un contacto visual, lo cual ayuda a desalentar a los ladrones, que prefieren evitar la atención

Advertencia
Todos los empleados han de estar entrenados acerca de la manera segura de responder si ven un hurto.

ISTAS, Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud