CCOO manifiesta su satisfacción por la aprobación en el Congreso de una proposición de Ley para la creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto

El sindicato saluda una proposición de Ley que se enmarca en una vieja reivindicación sindical, pero seguirá muy de cerca la tramitación en el Parlamento para que el fondo de compensación se haga realidad y sea una herramienta efectiva para las personas afectadas y sus familias.

A juicio de Pedro J. Linares, secretario confederal de Salud laboral de CCOO, la aprobación ayer en el Congreso de los Diputados de la proposición de Ley que planteó el Parlamento Vasco para la creación de un fondo de compensación a las víctimas del amianto debería servir para mejorar los derechos de estas personas enfermas y para poner fin al penoso itinerario por los juzgados al que se ven sometidas. También ha de servir para evitar la incertidumbre, las angustias y los problemas psicológicos que sufren los afectados y sus familias como consecuencia de estos procesos. Y asimismo, para garantizar la compensación para aquellos trabajadores que, tras el largo periodo de latencia de algunas de las enfermedades, se encuentran con que la empresa responsable de la reparación ha desaparecido.

CCOO seguirá muy de cerca la tramitación parlamentaria del proyecto de Ley para continuar aportando nuestra experiencia, ideas y colaboración, y para asegurar que el fondo compense tanto por las consecuencias de las exposiciones laborales, como de las ambientales o de las familiares, o que se tengan en cuenta todas las patologías asociadas al amianto, con inclusión de las afectaciones de tipo psicológico que de forma generalizada afectan a estos enfermos y sus familias.

El sindicato considera imprescindible dotar al fondo de compensación con generosidad para cubrir realmente los problemas que tienen las víctimas, sin olvidar la necesidad de agilizar los procesos judiciales para que las responsabilidades por los daños a la salud de los trabajadores y al medio ambiente no queden impunes.

“La creación de un fondo de compensación en el Congreso cumpliría con una vieja reivindicación sindical y alinearía a España con países de nuestro entorno como Francia, Bélgica o Países Bajos” ha afirmado Pedro J. Linares, secretario de salud laboral de CCOO. “El avance logrado ayer en el Congreso es fruto del ingente trabajo desarrollado a lo largo de décadas por las víctimas, sus familias, sindicalistas y otras muchas personas que se han enfrentado en la calle o en los juzgados a empresas del amianto, organismos de la Administración y Mutuas responsables del entorpecimiento en el reconocimiento del daño, cuando no de su paralización. Aún así todavía quedarían otras cuestiones pendientes que abordar como garantizar que todas las personas expuestas de una u otra forma al amianto accedan de forma efectiva a la vigilancia de la salud o la elaboración de un plan nacional para la retirada de las miles de toneladas de amianto que aún se encuentran instaladas en nuestro país, única manera para poner fin definitivamente a la epidemia del amianto, tal como establece el Parlamento Europeo”, añadió Linares.

ISTAS, Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud